Scirius Vulgaris

mayo 14, 2008

Abducción laboral y su impacto en la vida personal

Filed under: curro, general — scirius @ 12:08 pm

Russ, ese estudioso del clientophitecus escribe sobre lo que le cuesta desconectar del curro y el estrés que le produce. En mi opinión ha sido abducido por su trabajo.

Yo estaba así hace algún tiempo, ahora por fin he logrado desconectar del estado de abducción que tenía con el curro.

A mi hora de salir, desconecto por completo del curro. Excepto por lo que comento con mi señora sobre cómo ha ido el día y tal, pero no es lo mismo, hablamos de las cosas del curro pero no en plan obsesivo. A mi hablar de esto me parece muy importante. Pasamos en el trabajo 8 o más horas al día y me parece que mi esposa tiene derecho y lo que es más, debe saber cómo me va durante ese tiempo, porque eso explica muchas cosas que afectan a la vida personal de uno. Exactamente por el mismo motivo yo quiero saber cómo le ha ido el día a ella. En mi opinión este ejercicio de desconexión y comunicación es lo primero de la lista, lo más importante del día.

En conclusión:

No me llevo curro a casa como antes.

No hago horas extras que ni me pagan ni me reconocen.

No muevo un dedo por la empresa fuera del curro.

Porque no merece la pena.

Todo esto niega la influencia negativa de los asuntos del trabajo en mi vida personal. Lo que pasa es que llegar a ese estado mental de desconexión es difícil. No sabría decir qué hay que hacer para lograrlo ¿habrá una receta infalible?…. No lo sé, pero a mi me ha tenido que ir mal en lo personal para darme cuenta de que estaba demasiado cautivo del trabajo.

Las consecuencias de esto las hemos pagado mi señora y yo; pero sobre todo ella que en los malos momentos ha sido un ejemplo de abnegación, compresión y entrega. Creo que aunque viviera un millón de años no sería suficiente tiempo para mostrarle la gratitud que merece.

En algún momento en esa situación, algo hizo “clic”, me cambió el chip y poco a poco veo que todo ha mejorado. Ahora estoy mejor en el curro y por supuesto mejor en casa. La diferencia es como de la noche al día.

Anuncios

4 comentarios »

  1. Como bien dices, cuesta desconectar del trabajo. Creo que el fondo del problema esta en: perder el curro, no hacerse notar de que estas ahí dando el callo, intentar ascender, etc… Pero eso, como bien dices, no tiene buena compensación a la larga porque nosotros “no somos la empresa”, somos sus trabajadores.
    Mira, bueno, lee. Hace un par de años (llevo 6 en la empresa) me dí cuenta de que hacerme notar, valer o estar siempre dispuesta no valía de nada, nada. Tanto esfuerzo no se veía recompensado.
    Cada dos años, por lo menos aquí, hacen una auditoría y se hacen fijos a los que llevan más tiempo y suelen ser más competentes. Bien, como pudes atisbar aún no lo soy; me han saltado por tercera vez. ¿Sabes el por qué? Porque no hago la pelota, no voy a cenas de empresa ni compañeros, no hago amistad fuera de la misma y no hablo de mi vida personal. Aqui lo que vale es ser un gusano.
    Entonces yo me dije ¿de que vale tanto esfuerzo “trabajando” si esta gente no lo valora? ¡A la mierda!
    Y lo más triste es que cuando algo falla, cuando un jefe se va de vacaciones me vienen a pedir soluciones, aunque este de vacaciones. Clarostá que borré mi tfn. móvil de la agenda y solo facilite el fijo de casa.
    Ahora lloran, con motivo 😀
    PD: Chapazo!

    Comentario por Jelens — mayo 14, 2008 @ 2:29 pm

  2. “No lo sé, pero a mi me ha tenido que ir mal en lo personal para darme cuenta de que estaba demasiado cautivo del trabajo”

    Quizas sea por eso por lo que escribo sobre ello. Cuando te das cuenta de que se te escapan la novia, familia o amigos por culpa del curro… Habra que “matarse” menos por el curro, y disfrutar mas del resto.

    Comentario por RusS — mayo 14, 2008 @ 4:58 pm

  3. Este tema me ronda por la cbeza desde hace bastantes dias. Creo que, como dices, pasamos demasiadas horas en un ambiente que no hemos elegido. Pero es parte de la vida de cada uno. Y creo que es saludable hablar de ello al llegar a casa siempre y cuando valga como válvula de escape de presión interior (stress??). Es como escupirlo y ya está. Para después, inmediatamente, sacar el perrito y disfrutar de los pajarillos cantando y de los proyectos de findesemana y otras cosaas privadas.

    Lo qu me encanta es que comparo lo mismo con mi mujercita, a l aque amo con locura

    Gracias Scirius por hacerme pensar de nuevo

    Comentario por El Otro Bombero — mayo 15, 2008 @ 9:23 pm

  4. Parece que a todos nos causa problemas obsesionarnos con el curro. Luego debe ser una mala idea hacerlo ¿no?.

    Insisto en que es difícil, pero no imposible. Vamos a ser realistas y a hablar claro, no vamos a heredar el negocio, y el reconocimiento y la remuneración son secundarios, nuestras vidas son lo primero.

    Hagamos bien el trabajo, esforcémonos al máximo por lograr la estabilidad necesaria para poder permitirnos hacer algo con ese ritmo que nos ha perjudicado. ¿Hacer qué?… eso ya depende de cada uno, pero se trata de tomar las riendas del asunto y marcar el ritmo.

    Comentario por scirius — mayo 16, 2008 @ 10:51 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: